NIKKOR Z 85mm f/1.2 S

NIKKOR Z 85mm f/1.2 S

Nikon amplía su gama de objetivos S-Line de alto rendimiento con el NIKKOR Z 85mm f/1.2 S. Con un diafragma máximo muy amplio de f/1.2, un exquisito efecto bokeh y un autofoco increíblemente preciso, este objetivo mirrorless de la serie Z es el objetivo fijo para retratos definitivo

Agotado
3.650,00 €
Iva incluido

 

Optimizado para la extraordinaria capacidad de captación de luz de la montura Z, el NIKKOR Z 85mm f/1.2 S ofrece un brillo y un nivel de detalle increíbles. Abre nuevas posibilidades para el control estético, lo que ofrece a los fotógrafos la oportunidad de reimaginar lo que puede hacer un objetivo para retratos.

La espectacular capacidad de resolución de este objetivo para retratos profesional permite reproducir con maestría los tonos de piel y los detalles más finos de la ropa o el maquillaje. En combinación con el suave efecto bokeh y la reducidísima profundidad de campo del objetivo, las imágenes tienen una calidad casi tridimensional.

El efecto bokeh en sí es totalmente magnífico: perfectamente redondeado, con un suave degradado y sin franjas de color perceptibles incluso alrededor de fuentes de luz puntual. Para quienes les gusta jugar con contraluces muy marcados, las imágenes fantasma, los reflejos y los destellos se contrarrestan por completo. Incluso cuando se dispara directamente a fuentes de luz muy intensas, se obtienen resultados claros y nítidos.

El autofoco es meticuloso, lo que permite a los fotógrafos enfrentarse con confianza al reto de disparar con f/1.2 y trabajar con un plano focal ultrafino. Los controles se pueden personalizar totalmente y están al alcance de la mano, lo cual es ideal cuando se desea disparar sin perder el contacto visual con el sujeto. Además, el sólido cuerpo está totalmente sellado para garantizar que los fotógrafos puedan trabajar sin tener que preocuparse por el objetivo, incluso en lugares con mucho polvo o con condiciones meteorológicas adversas.

Resumen de las características claves:
NIKKOR Z 85 mm f/1.2 S


  • Distancia focal clásica de 85 mm: para la fotografía de retratos de moda y bellas artes, además de retratos editoriales y de eventos.
  • Diafragma máximo muy amplio de f/1.2: permite un excelente control estético con cualquier luz. Los fotógrafos pueden trabajar con una profundidad de campo reducidísima y aislar incluso los detalles más pequeños.
  • Efecto bokeh magnífico: el diafragma circular de 11 láminas y el diseño óptico avanzado producen un efecto bokeh grande y suave, perfectamente redondeado y con un suave graduado, que no tiene franjas de color, ni siquiera alrededor de las fuentes de luz puntuales.
  • Óptica S-Line: capacidad de resolución extraordinaria para conseguir una reproducción detallada y precisa de los tonos, patrones y texturas de la piel. La claridad del color y el contraste son excepcionales en todo el encuadre.
  • Claridad liberadora: la lente especializada y el revestimiento de nanocristal antirreflectante de Nikon controlan la dispersión de la luz y evitan las imágenes fantasma, los reflejos y los destellos.
  • Sistema de enfoque múltiple muy nítido: dos grupos de lentes se mueven en perfecta sincronía para mantener la nitidez del punto de enfoque deseado, incluso cuando los sujetos se mueven libremente.
  • Cautivador para cinematografía: si filma vídeos, la reducidísima profundidad de campo y el impresionante efecto bokeh convierten a este objetivo para retratos en la opción perfecta para disparar primeros planos. Los videógrafos disfrutan de un autofoco silencioso y un control estable del diafragma.
  • Personalizable: se pueden asignar funciones al botón L-Fn y al anillo de control sin clics.
  • Resistente: el sólido cuerpo está totalmente sellado en las juntas y los botones; además, lleva una junta de goma que evita que el polvo, la suciedad o la humedad entren en la montura del objetivo.1

No reviews

Calificación Comentarios (0)

No hay reseñas en este momento
Producto añadido a favoritos
Product added to compare.